Juanga /// Percha PONG Musica

Juanga /// Percha PONG Musica

88
1
COMPARTIR

 

NOMBRE DEL ARTISTA ///

Staff: Juan Gavioli (Juanga)

DATOS DE CONTACTO ///

https://juanga.bandcamp.com/releases

https://www.facebook.com/juangavioli86

https://www.youtube.com/user/juangav86

PERCHA PONG ///

Percha MAG: ¿Cuál es la historia detrás del nombre artístico?

Juanga: Ninguna más que mi nombre y apellido, que es Juan Gavioli, de ahí lo unís y queda Juanga.

PM: ¿Cómo empezaste en el mundo de la música? ¿Cómo se gestó ELEMENTO?

J: Empecé de chiquito. Canto desde que tengo recuerdos, y a los 9 años más o menos me regalaron mi primera guitarra mis viejos. De ahí empezó todo. Aprender acordes, jugar a componer canciones, y como a los 14 años armé mi primer banda de covers de los Beatles. Después vino todo: tocar mucho, armar una banda donde pudiera cantar mis composiciones, estudiar música. Toda mi vida se trató siempre de la música, de ensayar, tocar, estar en un escenario, grabar, todo eso es lo que me hace feliz. En cuanto al disco, ELEMENTO, es un álbum que decantó, como un buen vino. Mientras aprendía a tocar, lo hacía también componiendo canciones, y ahora que las analizo me río y veo que eran todas feas y sin ningún  tipo de sentido. Pero estuve en el ejercicio de hacerlo, y de mejorarme en ese arte permanentemente. Fue recién con mi banda Avant-Premiere (banda que tenía en córdoba, año 2008) en donde empecé a encontrar mi estilo de composición. Donde empecé a hacer canciones de verdad. Me ayudó mucho poder componer en conjunto, con otros grandes artistas que me enseñaron e inspiraron mucho. Siempre tuve también una faceta de solista, muchas veces me gusta hacer las cosas a mi modo; y es recién en el año 2011, que decido venirme a vivir a buenos aires a descubrir nuevas experiencias, nuevas músicas y nuevas formas de ver el mundo. Descubrí cosas increíbles, y otras que son un bajón. De todo aprendí. Y estuve 2 años tocando con gente, bandas, proyectos de otros, mamando un poco la ciudad y conociendo más la calle; ya que en mi ciudad natal, siempre estuve cómodo y protegido por la familia, y eso me hizo un poco más ingenuo también a la hora de salir a luchar sólo por el mundo. Recién en el año 2013, es cuando empiezo a hacer canciones nuevas, con todo lo que había aprendido, salieron de mí. Tenía la necesidad de componer, la necesidad de decir algo, de la forma más hermosa posible, que es como me gusta hacerlo. Soy medio fan de la belleza, y no me refiero sólo a lo superficial, ni sólo a lo interior, sino al equilibrio de las dos cosas. A esa especie de perfección. Así es como empieza a gestarse Elemento. Cada experiencia de amor que tuve, o algo malo que me pasó, era algo más para contar, en el momento más vívido, que es cuando más lo sentís. Y creo que esa sensación, quizás, podría ser parte de lo que llamamos inspiración. Ese momento que abriste un canal y las cosas fluyen, cuando todo sale sin pensar, rápido. Después se cierra, y ahí queda en vos filosofar al respecto, y darle el cierre y el pulido que creas que esa materia elemental, se merece. Sintiéndome en ese estado (podría decirse casi extasiado) es como pude componer las canciones, y que tengan sentido para mí. Asique, en el 2014 empecé a grabar el disco. Decidido. Tenía muchos temas nuevos, y muchos fueron descartados mientras iba grabando. Porque a lo largo de ese año iban surgiendo temas nuevos. La cuestión es que ya para fin de año, había hecho la selección de los 9 temas que lo iban a conformar. Sabía q esos temas fluían entre sí, y que te llevaban en un viaje desde que empieza hasta que termina. Que cuentan una historia (que es la historia del álbum), y la historia de las cosas que me sucedieron, de cómo me afectaron, y una especie de fórmula curativa que hizo que muchas cosas, puedan cerrar en mi ser.

Necesitaba cerrarlas.

PM: ¿Cuáles son tus referentes?

Los Beatles, Spinetta, Cerati, Charly García, Radiohead, ellos deben ser los más importantes, los que admiro al 100%. Después, me gustan miles de músicas, artistas y estilos. Me gusta Piazzolla, Chet Baker, la música clásica, Chopin, la música electrónica, Daft Punk, me parece increíble todo lo que hizo Fito hasta Euforia. Yo de chico era muy fan de Circo Beat, me cantaba todos los temas. La música negra, Stevie Wonder, Michael Jackson. La música instrumental que te hace emocionar, Morricone. Me copa Jamiroquai, Illya Kuryaki, todo lo que tenga un buen ritmo y musicalidad a la vez. The Whitest Boy Alive, los Arctic Monkeys (más que nada sus primeros discos). El folklore, Aca Seca Trío. La música de películas, Amelie. Sigur Ros, Bon Iver, la música de los 60 y 70, Led Zeppelin, Jimi Hendrix, Bob Marley, Pink Floyd. Algunas bandas tremendas de los 80, Queen, The Police, Blur en los 90, Nirvana, y tantas otras músicas, bandas y artistas que seguramente me estoy olvidando… Todo eso que escucho, todo eso que me gusta, de uno u otro modo me influye.

PM: ¿En que te inspiras para poder crear tus canciones? ¿Cómo es el proceso creativo?

J: Me inspira cualquier cosa que me haga sentir fuera de mí, o sea, nunca sé que me va a inspirar. Es algo que sucede. Supongo que tiene que ver con tu estado de ánimo y con el momento por el que estás pasando. A veces algo inesperado me inspira, una situación, una palabra, una película, una música, un amor. No sé, pueden ser miles de cosas. Pero lo importante es que siempre resulta ser algo que se siente, y que ya no podes pensar en nada más, porque no querés desviarte de esa sensación. Entonces toca hacer algo con ese sentimiento, sacarlo para afuera, que se materialice y no se pierda en el aire. Ahí es cuando vienen las canciones, o la música en sí, que es mi forma de canalizarlo. Cuando me siento así, me pongo ansioso y un poco eufórico. Agarro lo que tenga a mano, o corro a la compu y me pongo a grabar la idea. Es un momento que tenés que aprovecharlo, porque no dura mucho. Una vez que siento que esa idea, ya sea sólo música (o música con algunas frases o palabras), está completada, puedo relajarme. Después queda desarrollar eso con el tiempo, tratar de darle la forma adecuada, y a veces encontrarle nuevos sentidos a todo ese mensaje. Me gusta que sea subjetivo, que sientas que vos estás descubriendo tu propio arte, como si viniera de otro lugar, y no fuera sólo tuyo.

PM: ¿Crees que la música es un arte? De ser así ¿Por qué?

J: Obvio que es un arte, no es algo que yo crea, es así. El arte es una forma de expresión, de una manera embellecida, llena de magia y subjetividad. Pero también con el fin de comunicar algo, y muchas veces algo totalmente explícito. El arte es infinito, como el universo. Al menos es mi forma de verlo. La música expresa una idea, una sensación, o lo que su creador quiera expresar, de una forma muy decorada. Decorada con armonías, con melodías, con distintos sonidos, con ritmos, con dinámicas, y sobretodo y lo más importante, con un sentimiento, que debe ser verdadero y transmitirse en la obra, sino el resto (a mi forma de verlo), pasa a un segundo plano. ¿Cómo podría, algo como la música, que reúne todas esas cualidades, e incluye tantas ramas del arte en sí misma, no ser un arte?

PM: ¿Cómo definirías la música que haces? ¿Se podría clasificar en algún estilo musical?

J: Mucha gente me pregunta, cuando no escucharon nada de lo que hago, “¿y que estilo es lo que hacés?”, y nunca sé responder bien. Hago lo que me sale, de la forma que sale, de acuerdo al momento. Depende de con qué tipo de sonidos o música estoy viajando, va a salir algo relacionado con eso. Tiene que ver mucho con lo que esté escuchando, y con las ganas que tenga de experimentar con algo o no. No sé si se puede clasificar en un estilo, te diría más bien que mi búsqueda es desarrollar mi propio estilo. Que algún día se clasifique lo que hago como “estilo juanga”, ponele, jaja. Pero bueno, supongo que por ahora, puedo decir que se notan las influencias de los artistas que antes nombré, que me inspiran. Creo que con el tiempo iré abandonando esas influencias también, lo que estoy haciendo en este momento es descartar material de mi cabeza, a ver qué pasa cuando quede sólo lo más íntimo. Pero si querés que sea práctico, puedo decir, así superficialmente, que es una fusión de pop, rock, electrónica, beat, groove, funk, baladas, algo de folklore y algunos elementos alternativos. Quiero hacer algo nuevo, quiero experimentar, nunca en mi vida me ataría a un estilo determinado.

PM: ¿Cómo influye la música en tu vida diaria?

J: Influye en todo, me puede cambiar el humor totalmente. A veces vivo mi vida como en una película, ¿viste cuando una escena va acompañada de música? Puede cambiar todo lo que suceda. A veces toma más protagonismo que la actuación misma, o la situación que estamos mirando. Si pongo jazz, me siento bien y en paz, si escucho folklore del bueno, siento algo sagrado. Lo mismo me pasa con el tango, me hace sentirme argentino, ubica mis emociones de una forma curativa. Ni hablar de la alegría que me dan los Beatles, el amor del flaco, lo filósofo que te pone Charly, y todas las nuevas sensaciones que te dá cada música y artista que vas descubriendo. Por eso también me pone de mal humor cuando escucho la radio y pasan temas mal hechos, o sin ningún tipo de espiritualidad, totalmente pensados para vender, para idiotizar a la gente. Me enoja que el arte se use para eso también, para alimentar el sistema capitalista que nada ni nadie le importa, más que llenarse los bolsillos los que lo lideran y tener plata y poder. Me enoja que haya músicos que ayuden a que el mundo siga así, y que se desvirtúe la música hacia ese lugar. Algo que en su esencia es tan puro. Es algo contra lo que todos deberíamos luchar. Y es una lucha difícil, y de toda la vida. Pero si hay algo que nos enseñó el flaco, es que esa lucha nunca debe abandonarse.

PM: ¿Qué es lo que más te apasiona de ser músico y de la música como disciplina?

J: La música me da todo lo que necesito. De alguna forma, todo lo que conseguí en mi vida, ya sea conocer lugares, personas, amigos, amores, dinero para sustentarme (aunque muchas veces es poco), casi todo lo que viví y aprendí, fue en gran parte gracias a la música. No sé, la música es todo en mi vida. La mayoría de las cosas buenas que me pasaron, vinieron a través de ella. Por supuesto que hay muchísimas cosas más, pero yo ya me entregué, a todo lo que me depare. Creo en la música como un camino de vida, una senda espiritual. Mi sendero en esta vida es a través de ella, y de eso no tengo dudas.

PM: ¿Cuáles son tus futuros proyectos?

J: Seguir grabando discos. Tocar mucho en vivo, girar por el país y si se puede fuera de él también. La música es una buena herramienta para viajar y conocer lugares. Ya lo hice muchas veces, sólo que ahora me gustaría hacerlo con mi proyecto, con mi música. En el futuro me gustaría que mi arte me sea redituable, para no tener que laburar de nada más y poder bancarme sólo con eso, que es lo mío y lo que más me gusta hacer. También estaría bueno algún día, quizás, tener una casita en las sierras de córdoba, para poder ir a relajar allá. Estando en buenos aires, me muevo y aprendo mucho, activo. Pero la mente necesita descansar también, y las sierras, la montaña, o la playa son los lugares ideales. El mar es algo que me hace sentir en paz siempre. En el futuro me imagino produciendo bandas también, escribiendo arreglos, compartiendo música con otras personas. Y algún día, si encuentro un amor verdadero, amar todo lo que se pueda, tener hijos, y experimentar todo lo que una persona debe hacer en esta vida, que el tiempo pasa rápido y después uno se arrepiente de no haber hecho todo lo que quiso.

PM: En tu opinión, ¿Por qué crees que sos un Artista #MuyPercha?

J: ¿Un Artista #MuyPercha? Jaja, no se muy bien que sería eso. Igual les agradezco muchísimo el espacio, la difusión de todo este nuevo material y la buena onda. Yo ni siquiera sé si me considero un artista en sí. De lo que si estoy seguro, es de lo que NO es ser un artista. Y es contra lo que voy a luchar toda mi vida. Por supuesto que me gustaría, el día de mi final, poder considerarme uno antes de dejar este mundo. Pero bueno, eso el tiempo y las decisiones que vaya tomando lo definirá. El artista, a mi forma de verlo, debe estar abocado 100% a su arte, debe tener ideales y estar dispuesto al reconocimiento del error, y a la evolución permanente, y nunca, debe vender su arte por una comodidad. Es algo muy difícil, ser un artista, porque vivimos en un sistema que te obliga a pagar un alquiler y a laburar de cosas que no te gustan para comer, para vestirte, para salir con alguien, para poder ser feliz. Entonces una de las luchas también, y muy importante, está en lograr vivir de lo que te gusta, y eso es algo que puede llevar mucho tiempo. Pero si es lo que verdaderamente querés, tarde o temprano, esas cosas deberían suceder. Como dice Cerati, tanto lo deseas… En la vida, hagas lo que hagas, hay que luchar. Y siempre, ir hacia adelante.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta