EVENTOS /// Naturaletras by Irene Radulovich

EVENTOS /// Naturaletras by Irene Radulovich

356
0
COMPARTIR

#Cobertura

HOY /// Letras al natural.

Un pequeño recorrido por las salas de exposición del Club Cultural Matienzo en donde se propone fusionar la organicidad de la naturaleza con la personificación de las letras.

Desde las vanguardias del siglo pasado, seguido del momento en el que el técnico gráfico se convirtió en diseñador -allá por los años 50’- hasta el día de hoy, el artista jugó con las composiciones y los elementos, creó y fusionó estilos y logró darle a la tipografía tal protagonismo que convirtió a las letras en la pieza fundamental de cualquier obra.

La exposición

Naturaletras es una muestra que inauguró el domingo 10 de julio en el Club Cultural Matienzo. Ubicada entre dos avenidas importantes, la calle Pringles 1249 parece crear un pasaje tranquilo, una pausa perfecta para disfrutar una noche en el recinto. De cara a la puerta principal, la escalera de paredes de pasto conduce a las salas donde se encuentran las muestras de lettering. Al pisar los últimos escalones se puede ver una puerta a la izquierda, la sala Buenos Aires, donde se encuentra una parte de la exposición. “Creo que las paredes están un poco vacías, no se si será la intención, pero parece que le falta algo”, comentó Mariana, una espectadora. Aunque cargada de esta primera impresión, el contenido de las muestras invita a mirar con mayor detención.

 

 

Un paseo por Buenos Aires

Un cartel pegado a la pared relata la propuesta del evento: el punto de encuentro en el que las letras y las formas orgánicas de la naturaleza se reúnen para generar un nuevo sentido. Para esto, los artistas latinoamericanos convocados para el desafío, se valen de la técnica del lettering que-para los que no la conocen- se trata de “el arte de dibujar letras”. Como bien indica el afiche, ésta es la característica principal que distingue esta práctica de la caligrafía en la que el retoque digital no es posible y las herramientas se sirven de la tinta y el movimiento de la muñeca para generar los trazos.

Es interesante ver cómo los distintos letristas y tipógrafos reunieron ambos conceptos de diversas maneras. Como enseña el argentino Máximo Sproviero, las formas delicadas del árbol y airosas son la inspiración perfecta para su “Respirar”. Por otro lado, Pau Wegman se valió de la frase de Marilyn Monroe para encontrar otro significado peculiar de la naturaleza, y corporizó el aire y el fuego como parte de su colección. En esa misma habitación, el mexicano Alan Guzmán dio forma al “Amanecer” y a la “Mujer Flor”. Eduardo Roncal, mostró su perspectiva peruana de la belleza, enmarañando la palabra “Beauty” en las hojas trepadoras de las enredaderas a la cálida luz de una luna llena, y Alina Kiliwa, México, conformó la “Fortaleza” y la “Armonía”.

 

De paso por Berlín

Con el deseo de ver las obras de los cinco restantes artistas, el corto pasillo conduce a la sala final, Berlín, donde la temperatura de la luz –esta vez cálida- predispone a analizar las letras desde una perspectiva aún más acogedora.

Agustina Patrón parte de la ilustración y elegancia de unas flores pequeñas para diseñar su abecedario. El venezolano Carlos Castro dedica sus composiciones caligráficas que por momentos recuerdan al trazo Luca Barcellona. De vuelta con Eduardo Roncal, su “Yorkshire” ilustra perfectamente la idea de las letras dibujadas, donde la imagen de un perro hecha con rotring enmarca las formas tipográficas.

Julieta Cossari enmarcó su caligrafía en tinta –probablemente inspirada en las palabras de Silvia Cordero Vega- con un fino delineado de hojas que parecen también estar trazadas con rotring. Juan Martin Krause optó por dos diseños que caracterizan hoy al lettering y que se presentan en los diseños comerciales. Flor Cicirello representó sus “Sonidos de Libertad”, trabajando con un fondo texturado que remite a flores, y centró su diseño del “martes al aire libre” en su composición tipográfica.

El final del recorrido

Sin dudas, “La verdad es que está muy buena, quizá me hubiese gustado ver el proceso de cómo llegaron al trabajo final, que me parece super interesante”-nos decía Gabriel, un espectador entendido del tema- “Se cuánto esfuerzo demanda llegar al resultado y ver los originales también agregaría más fuerza a la muestra, pero me gustó mucho poder ver obras de artistas tanto argentinos como extranjeros”.

Así termina el recorrido por las Naturaletras, una muestra que-aunque corta- vale la pena ver. Es la propuesta del Matienzo disfrutar de una salida entre amistades con un vaso de cerveza en la mano, y recorrer las distintas actividades culturales que están programadas en el centro. Si bien esta exposición no está dentro del programa oficial en la página del centro, es una linda sorpresa para quienes lo visitan en su salida nocturna y van a tener tiempo para hacerlo hasta el 23 de julio.

 

PARA VER MAS!

Club Cultural Matienzo, Pringles 1249.

La exposición es totalmente gratuita, y se puede visitar hasta el 23/7. De martes a viernes a partir de las 21h y sábados y domingos a partir de las 20hs.

 

Sección Blog / En El Ropero /// DATOS COLUMNISTA:

Texto by Irene Radulovich. Realizadora audiovisual, Escritora.

DATOS DE CONTACTO

W / ireneradulovich.wordpress.com

W / ireneradulovich.wix.com

Dejar una respuesta