COLUMNA /// Murilo Brito

COLUMNA /// Murilo Brito

39
COMPARTIR

#Columna
HOY /// MODA Y COMPORTAMIENTO. EL SÍNDROME DEL FRONT ROW.

Durante la temporada de moda no es difícil encontrar fashionistas peleándose por la atención de las cámaras: cada uno atende a los desfiles e incontables eventos presentando la mejor versión de sí mismos.

 

En uno de esos desfiles, escuché de la mina que estaba sentada a mi lado “vos  sabes – si no estás en la primera fila, ni siquiera estás en el show”. No les puedo decir el asco que esa frase me generó – justo a mí, que estaba ubicado en la primera fila. Quiere decir que los editores de moda, bloggers, productores y influencers que perdieron sus asientos por alguna boluda que quiere sentirse Anna Wintour por 10 minutos son NADA? El trabajo de ellos, que es lo que mueve la moda, es nada? Y los pobres que están en la tercera y cuarta fila, tampoco?

 

 

Ya es difícil estar IN en la moda – uno tiene que mover sus contactos y hacerse lucir más que todas para que figuren su nombre en la lista de invitados; aparte de eso, tenemos también que luchar mano a mano por una silla? No me parece cierto.

Como decía Heidi Klum en el icónico show de TV “Project Runway” en la moda, “un día estás IN, pero en el otro estás OUT”. Esa anécdota no podría estar más cierta en eventos como la BAFWEEK – que se venden como un programa cultural abierto, pero solamente prensa e invitados consiguen entrar a los desfiles, mientras una cola kilométrica de estudiantes y curiosos se alarga afuera, todos con la esperanza de estar IN en esa temporada.

La síndrome del front row pasa cuando una cualquiera consigue robar un asiento y se cree mejor que todos porque está bien ubicada por 10-20 minutos, sube su foto en Instagram, consigue los soñados 300 likes y después vuelve a su vida normal, capaz menos interesante que la vida de las personas de la segunda fila que a su mirada era unos “nobody”.

 

 

En un mundo en que se trabaja con belleza y se recibe con privilegios, es muy peligroso estar cerca de esa gente – que generalmente, es una fake friend que te dice que te ves hermosa, pero te mira de cabeza a los pies mientras habla con otra persona. El típico grupo de gente tóxica en su hábitat natural.

Ya he visto editores de Vogue, Elle y otros medios importantes ubicados en la segunda fila – gente que está ahí por interés en la moda, y no para venderse como famosa. A esa gente, le propongo un “cheers!” – y a las chicas arrogantes de la primera fila, les comento: la futilidad está OUT en la moda!

 

 

 

Sección Blog / En El Ropero /// DATOS COLUMNISTA:

Texto by Murilo Brito – brasilero, 22 años, blogger en The Fancy Rebel. Canceriano, amo tomar ricos tragos y charlar con mis amigas. Todavía me voy a tornar America´s Next Top Model.

DATOS DE CONTACTO 

Contacto: @thefancyrebel

 

Dejar una respuesta