COLUMNA /// El lado sustentable que no conocés by Gisella Martino Cepeda

COLUMNA /// El lado sustentable que no conocés by Gisella Martino Cepeda

78
COMPARTIR

#Columna

HOY /// El lado sustentable que no conocés.

 

La sustentabilidad es uno de los pilares que muchas veces sostiene al diseño emergente, imposible que suceda del lado “fast”: grandes marcas que aparentan cuidar el planeta con bolsas de tela para sus productos, pero, de las puertas para adentro, producen más deshechos y contaminación de lo que cubren con ellas.

 

En el último eslabón de la cadena de producción, es en donde vuelcan su gota de sustentabilidad, la que los consumidores se llevan a su casa, la que reutilizarán y la que probablemente los haga regresar. ¿No les suena a estrategia de marketing?

Del otro lado se encuentran los emergentes, que entienden que si deciden incluir sustentabilidad en sus productos, es una constante que deberán mantener a lo largo de la metodología proyectual, y entienden también, que se puede innovar desde el proceso, aquel que no vemos. Hay dos proyectos con los que me quedé fascinada en Puro Diseño 2017: Doña 3D y los objetos cultivados de Silvio Tinello, ambas marcas de Diseño Industrial.

Por una parte, Doña está basado en la fabricación digital para crear objetos originales. La pasión por el Diseño de Interiores sumerge a este proyecto en la búsqueda de crear ambientes contemporáneos de la mano de los efectos de la luz. Hasta ahora podría tratarse sólo de fabricar lámparas, con formas poco comunes, pero lámparas al fin. Doña 3D va mucho más allá, sucede que ha diseñado su propia forma de crear: utiliza como medio una tecnología novedosa e innovadora: la impresión 3D.

 

 

Con el valor agregado del Diseño Industrial, le permite obtener gran variedad de productos muy complejos o imposibles de obtener en producciones de baja o media escala. ¿Cómo es el proceso?, las lámparas se diseñan digitalmente y son fabricadas mediante la tecnología de impresión Fdm, que deposita filamento de Pla en capas superpuestas. ¿Y lo sustentable?, el material que utilizan es un polímero biodegradable derivado del ácido láctico, altamente versátil, que se produce a partir de recursos renovables al 100% como el maíz, la remolacha, el trigo y otros productos ricos en almidón.

Por otra parte se encuentra el caso del diseñador Silvio Tinello, que desarrolla producto, método y técnica. Tomemos como ejemplo su producto estrella CYCLEBANK, el primer producto biofabricado cultivado en yerba mate, de Argentina y el mundo.

 

 

Suena complejo, honestamente, lo es, pero vamos por partes. Se trata de la reinterpretación de la clásica alcancía “chanchito”, con el valor agregado de que se puede plantar y verla transformarse en planta sin generar más basura. Parece algo surrealista plantar un objeto y obtener como resultado una planta. Este tipo de productos son obtenidos a partir de la biofabricación, el uso de la Biología  como tecnología para el cultivo de productos. Es un cambio de paradigma en el que se propone hacer crecer productos, en vez de manufacturarlos o fabricarlos,  mediante el empleo de procesos biológicos. La alcancía de Tinello es cultivada en la Universidad de Philadelphia, cosechada en Nueva York, en Genspace, el primer laboratorio comunitario de esta ciudad y criada en la Patagonia como continuidad del proyecto y aporte a la cultura material de Argentina. Una vez más los diseñadores emergentes de la Argentina están demostrando su talento alrededor del  mundo y con nada más importante que el cuidado del medioambiente, de manera innovadora, integral, ética y educativa.

 

+info

 

 

Sección Blog / En El Ropero /// DATOS COLUMNISTA:

Texto by Gisella Martino Cepeda. Lic. en Diseño y Gestión de Estéticas para la Moda

DATOS DE CONTACTO 

BLOG: /gmartinocblog

Mail: martinogise@gmail.com

Instagram: @gmartinoc

 

 

Dejar una respuesta